septiembre 02 2022 0Comment

“Contar con socios como bbosch es una oportunidad para enriquecer las actividades de nuestra asociación ATEG”

Carola Hermoso, Directora General de la ATEG, se refirió a los principales objetivos que tiene la Asociación Técnica Española de Galvanización desde 1965, el rol de bbosch como socio de ATEG y los desafíos en la industria del galvanizado para lograr procesos cada vez más eficientes, tecnológicos y con un menor consumo de energía y recursos.

1. ¿Cuál es el objetivo principal de la ATEG?

La Asociación Técnica Española de Galvanización (ATEG) representa a la industria de la galvanización en caliente desde 1965. La ATEG tiene como misión el fomento de la utilización del acero galvanizado, así como del conocimiento de sus propiedades y aplicaciones. Somos el referente en España en materia de corrosión del acero y por ello, cientos de prescriptores y usuarios confían en nuestro asesoramiento a la hora de elegir la mejor protección para el acero en sus proyectos. Desde la ATEG apoyamos a nuestros miembros en la mejora de sus métodos productivos, desde el punto de vista la calidad, la gestión medioambiental y la seguridad en las plantas. Somos también el punto de encuentro entre nuestros asociados promoviendo la colaboración, el intercambio de buenas prácticas y la difusión de las mejores técnicas disponibles.

Adicionalmente colaboramos con entidades públicas y privadas para la elaboración de normas, especificaciones industriales y códigos de buenas prácticas y participamos en foros nacionales e internacionales en representación y defensa de los intereses de la industria del acero galvanizado.

2. ¿Cuál es la importancia para la ATEG de contar con socios como bbosch?

La cooperación con nuestros socios en América Latina es de destacada importancia para la ATEG. Compartimos el mismo objetivo, contribuir al desarrollo sostenible del sector y a la promoción y uso del acero galvanizado aplicando las mejores técnicas disponibles. El intercambio de información con todos nuestros socios sobre nuevos desarrollos tecnológicos y nuevas aplicaciones es fundamental para lograr los objetivos de nuestra asociación.

Contar con socios en América latina como bbosch, una empresa con un fuerte carácter innovador y comprometida con el desarrollo sostenible, es una oportunidad para enriquecer nuestra actividad. Desde la ATEG tenemos el firme convencimiento de que el acero galvanizado juega un papel fundamental para hacer frente a los retos mundiales de lucha contra el cambio climático y la economía circular. Nuestros socios de América latina nos permiten hacer llegar nuestro mensaje aún más lejos, fomentando la cultura de la sostenibilidad en sectores que están experimentando un profundo cambio a nivel mundial, como el energético y el de la construcción.

3. ¿Cuál es tu mirada sobre bbosch como actor en la industria hispano americana?

bboch es un importante actor industrial en Chile con proyectos relevantes en todas las áreas como el sector energético, construcción o agrícola, pero además tiene un firme compromiso con la sostenibilidad y la calidad de sus productos. Esto le posiciona como una empresa industrial con mucha proyección y que a la vez contribuye al desarrollo económico local y nacional. Es de destacar su compromiso con la mejora tecnológica, el cual se muestra a través de su participación en organizaciones como la ATEG o el reciente congreso internacional de galvanizado INTERGALVA, donde tuve la oportunidad de conocer a parte de su excelente equipo.

4. ¿Cuáles son los desafíos que tiene la industria del galvanizado a nivel internacional?

Las medidas de adaptación y mitigación del cambio climático son algunos de los principales impulsores de las reformas legislativas y normativas que están dando forma a las redes de producción internacionales. Además, el cambio climático exige una drástica transición energética hacia soluciones sostenibles y cambios en los patrones de consumo, lo que a su vez repercute en las prácticas de producción.

La industria del galvanizado, al igual que el resto de la industria manufacturera mundial, se enfrenta al desafío de lograr procesos cada vez más eficientes y con un menor consumo de energía y recursos. Para ello es fundamental avanzar en el desarrollo tecnológico, la digitalización de los procesos y el uso de combustibles alternativos, como el hidrógeno.

Por otro lado, el sector de la construcción es responsable de gran parte del impacto del ser humano en el medio ambiente y por ello está inmerso en un profundo cambio. Arquitectos e Ingenieros, así como administraciones públicas, están cada vez más concienciados de la necesidad de utilizar materiales de construcción más sostenibles y que por sus características pueden proporcionar a los edificios múltiples ciclos de vida reduciendo a su vez la huella de carbono del proceso constructivo. El galvanizado juega un papel muy relevante a este respecto y el reto se encuentra en trasladar el mensaje a prescriptores, usuarios e inversores para evitar que posibles ahorros iniciales al utilizar materiales con menor durabilidad, representen una hipoteca futura de mantenimiento para nuestra sociedad.

En este sentido hemos dado recientemente un gran paso con la publicación, en colaboración con nuestra asociación europea EGGA, de El Acero Galvanizado y la Construcción Sostenible: Soluciones para una Economía Circular, la cual ofrece a los profesionales de la construcción una hoja de ruta clara sobre cómo el acero galvanizado, gracias a sus propiedades únicas, permite diseñar y construir estructuras que ofrecen soluciones de por vida, desmontables, reutilizables y 100% reciclables.

En definitiva, permanecer unidos como sector durante la transición a una sociedad más sostenible y circular nos permitirá afrontar mejor los retos y aprovechar las oportunidades que nos brindan los inmensos desafíos globales a los que se enfrenta la humanidad.