Energía para llevar agua al desierto

Ubicado en la Región de Tarapacá, a 4.400 metros sobre el nivel del mar y 240 kilómetros al sureste de Iquique, el proyecto Quebrada Blanca Fase 2 de la compañía minera Teck se convertirá en una de las mayores operaciones de cobre del mundo.

Entre otras importantes medidas ambientales, el proyecto contempla el primer uso a gran escala de agua de mar desalinizada, en lugar de agua dulce, para la minería en la región. Y a través de SDI, bbosch tiene un rol clave en el desarrollo de la red de potencia que alimentará sus modernas instalaciones.

El proyecto, por parte de SDI, considera la ingeniería de detalle para la construcción de la nueva s/e Geoglifos 220 kV AIS, en configuración interruptor y medio, la cual seccionará la línea Tarapacá-Lagunas 2×220 kV y recibirá la línea LAT 2×220 kV Geoglifos-Oyarvide. Asimismo, incluye la ampliación de la s/e Tarapacá 220 kV a través de un nuevo paño en configuración barra principal seccionada más barra de transferencia para la nueva línea Tarapacá-Puerto Patache C2, como también el cambio de transformadores de corriente para el paño de la línea LAT 220 kV Tarapacá-Puerto Patache C1 (ex LAT Tarapacá-Cóndores).

También la construcción de la nueva s/e Puerto Patache 220 kV, aislada en Gas SF6 y en configuración interruptor y medio, que seccionará la actual línea Tarapacá-Cóndores 1×220 kV para recibir la nueva LAT 1×220 kV Tarapacá-Puerto Patache, alimentando dos posiciones de transformación para la nueva s/e Puerto Patillos de Minera Teck.

Finalmente, se contempla la ampliación de la s/e Lagunas 220 kV con dos nuevos paños, en arreglo de doble interruptor, para la línea LAT 2×220 kV Lagunas-Puquios. Además, la readecuación del enlace de comunicaciones de la LAT 2×220 kV Lagunas-Geoglifos y el seccionamiento de las actuales LAT 2×220 kV Tarapacá-Lagunas y 1×220 kV Tarapacá-Cóndores.